El requerimiento será clasificado de acuerdo a los siguientes criterios de criticidad:


  • Alto: Paraliza la disponibilidad de algún servicio crítico del negocio. Afecta significativamente algún servicio crítico del negocio.

  • Moderada: Afecta la disponibilidad de algún servicio crítico del negocio. El servicio está disponible de forma intermitente

  • Baja: No afecta la disponibilidad del servicio. No pone en riesgo la confidencialidad de información del negocio.